Los mejores 10 consejos para una entrevista de trabajo

De

Te preguntas: ¿Por qué fracaso cada vez que voy a buscar empleo?

Si te has preguntado algo como esto, estas en el lugar correcto, a continuación, te dejaré algunos de mis mejores consejos para entrevistas de trabajo que me ayudaron al momento de conseguir empleo y que posteriormente en mi experiencia como jefe, buscaba en los aspirantes. Sin embargo, a los que cometían alguno de los errores que mencionaré en el artículo me hacía descartarlos inmediatamente.

Si deseas pasar la entrevista del empleo que tanto anhelas, debes tener en cuenta los siguientes consejos, de seguro te sentirás identificado y te darás cuenta de, por qué, tal vez, has sido rechazado alguna vez.

1. Demuestra Amabilidad

Como en el Artículo 6 Consejos Para Mejorar la Comunicación Efectiva lo indica hay una relación directa entre la amabilidad y comunicarse de manera eficaz.

Aplicando esto a lo que nos concierne que son las entrevistas de trabajo, ser lo más amable y respetuoso posible pero no me refiero solo a las personas con las que te entrevistes, sino que con todas las personas con las que te relacionaste desde el momento del ingreso por la puerta de la empresa.

Puedo decirte por experiencia que las personas que no son el encargado de contratación siguen observando el comportamiento de los posibles candidatos y luego hablan con los demás trabajadores para pedir opinión sobre el postulante.

En muchas empresas, las decisiones de contratación no se reducen a las personas con las que te entrevistas. Muchas veces van a preguntar a cualquiera que haya hablado con el candidato potencial si tiene alguna objeción. Así que, si llegas a una empresa y tienes unos minutos antes de la entrevista, dedica un rato a hablar con la persona de la recepción. O si están ocupados, al menos sé muy educado, salúdales, pregúntales cómo les va el día y luego siéntate a esperar.

2. Practica en entrevistas

Cuando estudiaba en la Universidad, a lo largo de mis 5 años, cada año, cuando la feria de carreras llegaba, había reclutadores reales que venían al Centro de Carreras y ofrecían su tiempo para hacer entrevistas de práctica con cualquier estudiante que se apuntara a una.

Estas entrevistas no eran reales, sino que eran conversaciones reales con los gerentes de contratación o el personal de recursos humanos de las empresas que iban a participar en la feria.

Así que, además de ser una buena práctica para las futuras entrevistas reales, eran una buena experiencia para establecer contactos con personas que podrían tomar decisiones en el futuro. Pero la principal ventaja de este tipo de entrevistas es que son una gran práctica para la realidad, porque una entrevista es una experiencia intrínsecamente angustiosa.

3. Prepara preguntas para tu entrevistador

Puede que pienses que una entrevista es sólo una situación en la que se supone que tienes que responder a las preguntas del entrevistador porque está averiguando si eres el mejor candidato para el trabajo. Pero no olvides que tú también estás tratando de averiguar si el trabajo es adecuado para ti.

Además, acudir a la entrevista preparado con tus propias preguntas indica al entrevistador que estás comprometido, que te interesa el puesto y que te has preparado un poco.

Aunque puede que pienses que tener preguntas te hace parecer un sabelotodo, si usas las preguntas correctas el entrevistador se preguntará de inmediato si eres la persona para el puesto.

Una pregunta que deberías tener en el bolsillo es: ¿Qué oportunidades de ascenso o funciones adicionales voy a tener en esta empresa? Lo mejor de este tipo de pregunta es qué le dice a tu entrevistador que estás dispuesto a ser adaptable y flexible y que estás dispuesto a aprender cosas nuevas, y esa es una gran cualidad que debe tener alguien para el futuro del negocio.

4. Investiga la empresa a la que postularas

Una vez más, esto demuestra un nivel de preparación y dedicación que muchos otros candidatos no van a tener, y te va a ayudar a destacar. Ahora, sé lo que estás pensando.

¿Qué tipo de investigación se supone que debo hacer? Bueno, puedes hacer un poco de investigación preliminar sobre la historia de la empresa y su negocio, lo que realmente quieres es entender cómo es la cultura, lo que la gente tiende a hacer allí, y lo que tu posición prevista suele implicar.

Ahora bien, si el puesto de trabajo lo describen de manera desconocida para ti o poco usual investiga país de origen de la empresa, puedes buscar el equivalente en paginas de ofertas de trabajo de ese país o ayudarte de Google o YouTube.

Al momento de estar en la entrevista demuestra tu conocimiento de la empresa, pero no lo demuestres de manera arrogante, a nadie les gusta los sabelotodo.

5. Llevar un cuaderno y un bolígrafo a la entrevista

Hacer esto es otra señal de que eres dedicado y detallista, porque puedes tomar notas sobre los detalles del puesto durante la entrevista, pero también te permite venir preparado con algunas notas prescritas sobre la historia de la empresa o cualquier pregunta que puedas tener.

También debería llevar un par de copias de su currículum, por si acaso resultan útiles en el transcurso de la conversación. Y si resulta que estás solicitando un puesto en el que serían útiles ejemplos de tu trabajo, llévalos también.

Durante mis dos últimos años en la universidad, antes de convertirme en jefe a tiempo completo, lo que llevaba a las entrevistas era una cartera de cuero con algunas copias de mi currículum, un cuaderno y un bolígrafo, y también un iPad con capturas de pantalla de mi trabajo de desarrollo web.

 Y un poco de una nota lateral aquí, me aseguré de que tenía capturas de pantalla del trabajo de desarrollo web porque en caso de que la empresa no tenía wifi, no habría sido capaz de cargar los sitios web reales.

6. Nunca hables mal de tu Ex trabajo

Al igual que en las relaciones, cuando conoces a una chica no debes mencionar, ni tratar mal a tu expareja, ya que, dejas una sensación desagradable, de que, tal vez, si esta chica decide salir contigo cuando terminen la estarás destruyendo y contando nuestros problemas a todo el mundo, en el trabajo pasa exactamente lo mismo.

Si andas por ahí hablando mal de tus antiguos empleadores lo más seguro es que esta empresa cuando termine la relación laboral crea que andarás por ahí difamando su nombre.

Por más dañina que haya sido tu relación laboral trata de ser agradecido con la empresa que te dio trabajo y di que simplemente no encontrabas las oportunidades de crecimiento que esperabas.

7. Vístete de acuerdo con el rubro

Si el trabajo no es un corporativo o una oficina y es un empleo donde se vistan de manera más casual trata de ir de esta forma, no te presentes con un traje porque parecerá que no encajas en la cultura de esa empresa. Ahora, en el caso de que no estés seguro una vestimenta semi formal siempre es una buena opción.

Negocios formal traje de negocios formal no hay más.

Si no tienes un traje y no puedes permitírtelo, puedes llevar una camisa abotonada con una buena corbata y un buen par de pantalones. Si eres una chica, definitivamente hay vestidos que se ajustan a ese requisito formal de negocios, o puedes hacer algo como una falda de vestir. Pero en general, debes asegurarte de que estás vestido para triunfar en la situación.

8. Estar preparado para las preguntas de las entrevistas de comportamiento

Son el tipo de preguntas que te piden que cuentes una historia sobre tu experiencia laboral anterior que demuestre cómo manejaste la situación y qué aprendiste y mejoraste. Algunos ejemplos de este tipo de preguntas son: ¿Cuéntame una vez que te hayas encontrado en una situación de alta presión y cómo respondiste? O bien, ¿Cuéntame un ejemplo de una ocasión en la que no cumpliste un objetivo que te habías marcado y cómo lo afrontaste?

La mejor manera de manejar este tipo de preguntas es buscar ejemplos de antemano y pensar en historias de tu vida laboral pasada que se ajusten a ellas. Y, sobre todo, las historias que elijas deben estar redactadas de manera que demuestren cómo has aprendido o mejorado de alguna manera que sea relevante para el trabajo. Ahora bien, ten en cuenta que no necesitas una historia específica para cada posible pregunta de la entrevista que pueda surgir, porque, en primer lugar, eso es imposible, y, en segundo lugar, cuando tengas unas cuantas historias y las hayas practicado, serán bastante adaptables y podrás aplicarlas a una amplia gama de preguntas diferentes.

Muy bien, pasamos al consejo número nueve, que es en realidad mi favorito personal.

9. Confianza y Seguridad

Ve la entrevista exactamente como lo que es, una conversación entre dos partes que tienen cosas que intercambiar. La razón por la que este consejo está en la lista es porque muchos estudiantes van a las entrevistas sintiendo que van a una audiencia con algún juez o algo así, y que se les va a conceder un trabajo gracias a la misericordia y benevolencia del juez todopoderoso que está sentado frente a ellos.

Eso no es así. Recuerda que las empresas dedican mucho tiempo, esfuerzo y dinero a atraer a los mejores talentos posibles. De eso viven y mueren.

Por lo tanto, crea que es usted la mejor persona posible para el puesto, y deje que eso se transmita en la entrevista. No seas arrogante, pero ten confianza en ti mismo.

10. Llega con antelación

Finalmente, nuestro último consejo de la lista es que llegar 15 minutos antes es llegar a tiempo, y llegar a tiempo es llegar tarde. La cuestión es la siguiente. Quieres tener un poco de tiempo de amortiguación cuando entres por las puertas de la empresa, por si acaso están listos para ti ahora mismo.

No quieres llegar 30 minutos tarde porque te has quedado atascado en el tráfico. Además, llegar un poco antes da una muy buena primera impresión y te da la oportunidad de relacionarte con la persona que lleva la recepción o con otras personas de la empresa antes de entrar en la entrevista.

Estos son mis 10 mejores consejos para superar tu próxima entrevista de trabajo, aunque la entrevista es sólo la mitad de la batalla. La mejor manera de demostrar que eres el número uno para la persona que hace las contrataciones, es hacer todo lo posible para desarrollar las habilidades y la experiencia que te diferencian de la competencia

Deja un comentario